Página de inicio
Elobot Salud

Absceso del cuello

¿Qué es un absceso cervical?

Un absceso cervical es una colección de pus de una infección en los espacios entre las estructuras del cuello. Como la cantidad de pus aumenta, los espacios de los tejidos blandos se expanden y comprimen las estructuras del cuello, como la garganta, la lengua y, en casos extremos, la tráquea (tráquea). Los abscesos cervicales también se denominan abscesos en el cuello o infecciones cervicales profundas.

Hay varios tipos de abscesos cervicales que se presentan en los niños, incluyendo los siguientes:

  • absceso retrofaríngeo - absceso que se forma detrás de la faringe (parte posterior de la garganta) con frecuencia después de una infección del tracto respiratorio superior. En los niños, los ganglios linfáticos en esta área pueden llegar a infectarse y se destruyen, formando pus. Absceso se presenta más común en niños pequeños, debido a que estos ganglios linfáticos se atrofian (se reducen) cuando el niño alcanza la pubertad.

  • absceso periamigdalino - absceso que se forma en las paredes del tejido junto a las amígdalas (órganos linfáticos en la parte posterior de la garganta). Absceso se presenta más común en adolescentes y adultos jóvenes y se ven raramente en los niños pequeños. Un absceso periamigdalino a veces se llama amigdalitis.

  • La angina de Ludwig - absceso debajo de los tejidos en el piso de la boca. El pus se acumula debajo de la lengua, empuja hacia arriba y hacia la parte posterior de la garganta, que puede causar problemas para respirar y tragar. La angina de Ludwig no es común en niños pequeños, pero puede presentarse en adolescentes mayores, especialmente después de una infección dental.

¿Qué causa un absceso cervical?

Un absceso cervical se produce durante o justo después de una infección bacteriana o viral en la cabeza o el cuello, como un resfriado, amigdalitis, sinusitis u otitis media (infección del oído). Como la infección empeora, puede extenderse hacia abajo en los espacios de tejido profundo en el cuello o detrás de la garganta. El pus se acumula y se acumula en estos espacios que forman una masa. A veces, un absceso cervical se produce después de una inflamación o infección de una enfermedad congénita (presente al nacer) masa en el cuello como un quiste branquial o un quiste tirogloso.

¿Cuáles son los síntomas de un absceso cervical?

Los siguientes son los síntomas más comunes de un absceso cervical. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • fiebre

  • rojos, hinchazón de garganta, dolor de garganta, a veces sólo en un lado

  • protuberancia en la parte posterior de la garganta

  • lengua retraída contra la garganta

  • dolor de cuello y / o rigidez

  • dolor de oído

  • dolores en el cuerpo

  • escalofríos

  • dificultad para tragar, hablar y / o la respiración

Los síntomas de un absceso cervical pueden parecerse a los de otras masas cervicales o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica un absceso cervical?

En general, el diagnóstico se realiza mediante un examen físico. Además de una historia médica completa y un examen físico, los procedimientos para diagnosticar un absceso cervical pueden incluir los siguientes:

  • cultivo de exudado faríngeo - procedimiento que consiste en tomar una muestra de la parte de atrás de la garganta y el control en el laboratorio para determinar el tipo de microorganismo que provoca la infección.

  • Exámenes de sangre - para medir la respuesta del organismo a la infección.

  • Biopsia - procedimiento en el que toman muestras de tejido (con una aguja o durante una cirugía) para examinarlas bajo un microscopio.

  • Rayos X - examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, huesos y órganos en una placa.

  • Tomografía computarizada (También llamada escáner CT o CAT.) - procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas cortes), tanto horizontales como verticales, del cuerpo. Una tomografía computarizada muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluyendo los huesos, músculos, grasa y órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que los rayos-X.

El tratamiento de un absceso cervical:

El tratamiento específico para un absceso cervical será determinado por el médico de su hijo basándose en:

  • Su edad, estado general de salud y sus antecedentes médicos

  • extensión de la enfermedad

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Sus expectativas para la evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • antibióticos (para tratar la infección)
    A menudo, los antibióticos deben ser administrados por vía intravenosa (en la vena) y la hospitalización puede ser necesaria.

  • drenaje del absceso utilizando una aguja
    Este procedimiento puede requerir hospitalización.

El médico de su hijo le dará instrucciones específicas para ayudar a los síntomas de su hijo, que se pueden incluir gargarismos y medicamentos para aliviar el dolor.

Popular

Página de inicio  >  Oído, nariz y garganta  >  Absceso del cuello